Hotel Balneario A Quinta da Auga

Aplicación práctica Microcogeneración DACHS Santiago de Compostela (A Coruña)

descargar pdf

Introducción

Las unidades de microcogeneración Dachs de Baxi Calefacción están aumentando su popularidad en los sistemas centralizados para la producción de calefacción y ACS. Sus ventas están creciendo gracias a que los propietarios de los edificios, gestores energéticos y consultores, buscan disminuir sus emisiones de CO2 y su factura energética.

La microcogeneración es la producción instantánea de calor útil y electricidad, en un único proceso. El principio del Dachs es similar a un coche. Al accionar el generador eléctrico, el motor produce calor que es capturado por el sistema de refrigeración y conducido al sistema de calefacción y/o producción de ACS.

Los motores Dachs están diseñados para ser robustos y altamente fiables, y permitir que funcionen continuamente miles de horas, entregando anualmente hasta 45.000 kWh de electricidad y 120.000 kWh de calor útil, con una eficiencia combinada superior al 90%.

Generando la electricidad junto al punto de consumo, la microcogeneración es una gran alternativa a las plantas de producción eléctrica convencional, que tienen menos del 35% de eficiencia. Al menos dos tercios de la energía generada por las plantas eléctricas se pierden en calor y durante el transporte hasta el punto de uso.

Las regulaciones de eficiencia energética también han estimulado el mercado, ya que según el Código Técnico de la Edificación, la microcogeneración es una aplicación sustitutiva de la energía solar térmica para producción de ACS en aquellos casos en que se justifique.

La microcogeneración ha sido siempre una opción muy atractiva para aplicaciones con altas demandas térmicas constantes a lo largo del año, pero es aún más popular gracias a las normativas y regulaciones actuales, ya que además de resultar una opción rentable, es eficiente y reduce las emisiones de CO2.
La microcogeneración se puede adaptar para complementar salas de calderas existentes sin necesidad de reconfigurar ni el trazado de tuberías ni los emisores del circuito secundario. Esto significa también que los usuarios pueden empezar a reducir sus emisiones de CO2 y ahorrar energía de forma más rápida, sin grandes gastos ni modificaciones requeridas para integrar renovables.

Antecedentes

Ubicado a pocos kilómetros de Santiago de Compostela el edificio, que alberga el Hotel, ha sido levantado utilizando como esqueleto la antigua fábrica de papel de Brandía (1792). El Hotel, que luce cuatro estrellas en su fachada, cuenta con 59 habitaciones -incluidas cuatro suites cuyas superficies exceden los cien metros cuadrados-, y está cimentado sobre un conjunto fabril con solera y enclavado en un entorno de privilegio a lo largo de la ribera del río Sar, que se habilitará a modo de paseo. Entre los atractivos de A Quinta da Auga, destaca «la planta del spa, que recrea y combina los tratamientos orientales y occidentales, buscando la relajación tanto del cuerpo como de la mente». La complementa un área de tratamientos «con los últimos avances tecnológicos de belleza y bienestar». Y pone la guinda al pastel una sección de hidroterapia con zona privada incluida.


Necesidades energéticas

Las instalaciones del Hotel se proyectaron en base a las siguientes necesidades: Calefacción – Agua Caliente Sanitaria – Piscina – Refrigeración – Ventilación, teniendo en cuenta la ocupación anual según la actividad. La demanda térmica total es de 1.654.799 kWh anuales, repartidos en calefacción, ACS y calentamiento de piscina. La aportación energética proyectada mediante diferentes tecnologías es la siguiente:

Adicionalmente y en cumplimiento del C.T.E. apartado HE4, la cobertura solar mínima exigida en función de la zona geográfica (Zona 1) es del 30% de las necesidades de ACS y calentamiento de piscina. Según las necesidades de la instalación del Hotel la instalación solar térmica debería estar formada por 50 colectores planos de 2,4 m2 de superficie, entregando una energía térmica anual de 80.000 kWh.

Necesidades energéticas

En este proyecto y debido a las características arquitectónicas del edificio del s. XVIII, arquitectura tenía dificultades para emplazar la superficie solar exigida por el CTE, apartado HE4

La solución presentada por la ingeniería en virtud del mismo CTE, fue la sustitución parcial de la cobertura solar térmica mediante equipos de microcogeneración, de tal manera que la aportación energética exigida por CTE quedó de la siguiente manera:

Sistema con microcogeneración

El diseño del nuevo sistema se basó en emplazar la microcogeneración apoyando las calderas del sistema. Una unidad de microcogeneración Dachs G5.5, de 14,5 kW térmicos y 5,5 kW eléctricos, aporta 60.000 kWh/año con un ritmo de trabajo teórico de 4.200 horas. El equipo, dimensionado para cubrir una parte de la demanda térmica para ACS y calentamiento de piscinas, una vez instalado trabajará para apoyar tanto a la producción total de ACS, como a la generación térmica de calefacción permitiendo cargas de trabajo superiores a 7.000 horas anuales. La propiedad, ante el sucesivo aumento de los precios eléctricos, decidió instalar una segunda unidad para obtener unos costes de explotación más reducidos al generar la electricidad a bajo coste.

Las unidades de microcogeneración Dachs generarán electricidad en el propio punto de consumo y estarán conectadas para el autoconsumo, es decir, la energía eléctrica generada se consumirá en la propia instalación.  El funcionamiento previsto de las 2 unidades debido a la demanda total térmica de la instalación se prevé de unas 7.000 horas/unidad, con lo cuál permitirá el aporte anual de unos 203.000 kWh térmicos y de 77.000 kWh eléctricos.


Ventajas

- Reducción del consumo de explotación de hasta un 44%
- Solución técnica de alta eficiencia que permite mantener las cubiertas del edificio original (reformadas)
- Aportación al medio ambiente mediante la reducción de emisiones de CO2 de hasta un 73%, al generar localmente la energía eléctrica

Resultados energéticos y económicos

La incorporación de equipos de microcogeneración Dachs en la instalación representa los siguientes ahorros de explotación:
(Los datos están basados únicamente en la energía requerida por el sistema para la producción de ACS y calentamiento de piscinas).

Ahorro de emisiones de CO2


 

Conclusiones

En la actual coyuntura energética la inclusión de nuevos equipos en las actuales salas de climatización, como puede ser la microcogeneración, permite al usuario reducir su consumo energético a la vez que se contribuye a reducir el consumo de energía primaria y a reducir emisiones de CO2 provocadas en la generación eléctrica convencional.
La Directiva 2002/91/CE de 16 de diciembre de 2002 relativa a la eficiencia energética de edificios, en su artículo 5, apoya explícitamente la cogeneración como sistema de ahorro de energía del mismo nivel que los basados en energías renovables, para que las nuevas edificaciones consigan los rendimientos mínimos de rendimiento energético. En concreto la directiva especifica que los Estados miembros velarán por que la viabilidad técnica, medioambiental y económica de sistemas alternativos como:
- sistemas descentralizados de producción térmica basados en energías renovables
- cogeneración (producción combinada de calor y electricidad)
- calefacción o refrigeración central urbana, cuando esté disponible
- bombas de calor en determinadas condiciones.

Arquitectura: Dña. Mª Luisa García Gil
Ingeniería: Magaral
Instaladora: Efcal