CBL-32

La caldera CBL-32 es ideal para usuarios que apuestan por la leña como combustible renovable y económico. Se trata de una caldera de gasificación de llama invertida con una potencia de 32 kW y excelente nivel de rendimiento. Admite troncos de leña de hasta 50 cm de longitud y la combustión viene controlada por un ventilador que aporta el aire adecuado para que la misma sea completa y eficiente, con una mínima generación de residuos. Su instalación en combinación con un depósito de inercia, permite la combustión de cargas completas de combustible y disponer de energía almacenada para cubrir las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria, en todo momento y con el máximo confort.