Consejos para ahorrar en aire acondicionado

Usar un equipo de aire acondicionado lleva implícito un consumo energético, y en ocasiones no somos conscientes de que nuestros hábitos pueden llegar a incrementarlo. Aspectos como encender el equipo a la máxima potencia para que enfríe antes la estancia, fijar  temperaturas extremas o incluso dejar alguna ventana abierta, son hábitos que influyen, y mucho, en este consumo y que se pueden evitar aprendiendo a hacer un mejor uso de los equipos de climatización.

 

Siguiendo estos consejos podrás mantener tu vivienda a una temperatura confortable sin que la factura eléctrica se dispare.

A la hora de adquirir un equipo de aire acondicionado:

● Fíjate en la etiqueta energética

El primer punto para ahorrar en aire acondicionado (link pag. de producto) es adquirir un equipo eficiente, para ello se debe prestar especial atención a la información que te ofrece la etiqueta energética del producto ya que en esta se indica el nivel de eficiencia energética del equipo, su consumo energético anual, rendimiento estacional, etc.  La escala para clasificar el nivel de eficiencia de un equipo va de la A+++ a la G. Entre un aparato con clasificación energética tipo A y otro inferior, puede haber diferencias de más de un 50% de ahorro en el consumo energético por lo que contar con un equipo de aire acondicionado eficiente nos ayudará a reducir el gasto.

● Asegúrate que el equipo de aire acondicionado tiene la potencia adecuada

 Adquiere un equipo con la potencia necesaria en función de los metros a climatizar.  Comprar un equipo de mayor potencia producirá un mayor consumo de energía. Igualmente, si te decantas por un equipo con una potencia más baja de la que necesitas no conseguirá mantener el confort necesario en esa estancia y provocará que el climatizador esté sobre forzado, produciendo un mayor consumo energético sin alcanzar el rendimiento deseado y poniendo en peligro el buen funcionamiento del aparato.

Cómo usar el equipo de aire acondicionado para ahorrar el máximo de energía:

● Mantén la estancia a la temperatura recomendada

Se considera que la temperatura del aire acondicionado (link pag. de producto) para mantener una estancia a un nivel óptimo de confort es entre 24º y 26º C en verano y de 20º a 22ºC en invierno. Si bien, hay que tener en cuenta otros factores como la temperatura exterior y nivel de humedad, hay que intentar que entre la temperatura exterior e interior no exista un salto térmico importante que acabe afectando a la salud.

● Que alcance la temperatura indicada de forma gradual

Es conveniente, además, que la estancia se enfríe progresivamente, alcanzando la temperatura deseada de forma gradual. Es por eso que es recomendable contar con las ventajas que ofrece la incorporación de la tecnología inverter en los equipos de aire acondicionado, ya que permite que el equipo se adapte  en todo momento a las necesidades térmicas de la estancia a climatizar reduciendo el consumo energético.

Si comparamos un equipo de aire acondicionado que incorpore tecnología inverter y otro que no disponga de ella, veremos que el climatizador inverter reduce su consumo energético hasta en un 30% siendo más eficiente.

● Controla y regula la temperatura del aire acondicionado para ahorrar energía

Para un control enfocado al máximo ahorro de energía, no puede faltar un elemento de regulación y control. Los equipos de última generación incorporan control wifi y permiten acceder a ellos través de una aplicación instalada en el móvil o tablet para controlar en todo momento la temperatura del aire acondicionado y acceder a las distintas funcionalidades.

De esta forma, podrás reducir el consumo de tu equipo de aire acondicionado y hacer un mejor uso de él, ya que, por ejemplo con la gama ANORI de BAXI y su App Air Connect, podrás apagar o encender el equipo a distancia, consumiendo solo la energía necesaria o programar la temperatura para que el equipo se encienda antes de que llegues a casa y vaya climatizando la estancia paulatinamente.

● Otros consejos a tener en cuenta

Ten en cuenta que una vivienda con un buen aislamiento térmico mantendrá mejor las condiciones de confort interior. La instalación de toldos, bajar las persianas para que el sol no incida directamente, etc, son medidas pasivas que también influyen en el consumo energético que se produce en la vivienda.

Asimismo, te recomendamos que realices un mantenimiento (link a  planes de mantenimiento de aire) periódico de tu equipo de aire acondicionado y realices una limpieza de los filtros cada cierto tiempo para garantizar su buen rendimiento.

Siguiendo estos consejos prácticos, estamos seguros de que conseguirás ahorrar en aire acondicionado mientras disfrutar de un gran confort en tu hogar.