Qué es el suelo radiante y cómo se instala

como se instala el suelo radiante

 

Para calentar una vivienda existen diferentes dispositivos emisores de calor que se pueden agrupar en tres grandes familias: radiadores, suelos radiantes y fancoils. Cada una de ellas utiliza una forma de transmisión de calor diferente. Los fancoils calientan por convección, el suelo radiante por radiación y los radiadores utilizan ambos mecanismos.

En este post ahondaremos la emisión de calor del suelo radiante, y conocerás cómo funciona y los pasos que debes seguir para instalarlo exitosamente.

 

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante es un sistema que en realidad no calienta el aire de la vivienda, emite radiación térmica que caliente el suelo, las paredes y el techo de cada estancia. Está formado por un circuito de tuberías que se instala bajo el suelo de la vivienda y por las cuales circula agua. Esa agua se calienta a través de una caldera o aerotermia y emite continuamente calor por radiación.

Al ser instalado bajo el suelo, la superficie de las paredes queda totalmente despejada para colocar otro elemento o simplemente disfrutar de un espacio diáfano. Es un sistema saludable, invisible y eficiente.

La emisión del calor por radiación se hace en todas las direcciones, por lo que la sensación térmica es uniforme y muy confortable. Hay que tener en cuenta que es un sistema muy lento y con mucha inercia, por lo que deberás tener una buena regulación y programación horaria.

 

Pasos para instalar un suelo radiante

El suelo radiante es ideal para instalaciones de nueva construcción, ya que al ser un sistema de calefacción que va por debajo del suelo, éste se tendría que levantar en caso de una reforma, aumentando el coste de instalación.

 

Preparación de la superficie:

Lo primero que debe hacerse es limpiar la superficie del forjado y revisar que sea regular. Es imprescindible que la superficie esté nivelada para poder colocar correctamente los paneles aislantes, e intentar evitar que se deterioren si se colocan sobre superficies irregulares.

Los paneles aislantes soportarán el tubo y aislarán térmicamente el suelo para evitar perdidas de calor hacia plantas inferiores.
Cuando el suelo radiante se instala en un sótano, planta baja sobre terreno o zonas situadas sobre espacios a la intemperie, se recomienda poner debajo una lámina de plástico para evitar que la humedad del terreno afecte al aislante de la plancha.

También es muy importante colocar una banda perimetral de plástico para intentar evitar las dilataciones o contracciones del suelo.

 

Colocación de los colectores:

El siguiente paso es instalar el colector para conectar las tuberías. El colector debe montarse en una pared, y suelen colocarse a una altura media ocultándolos dentro de armarios empotrados. De este punto salen y vuelven los distintos circuitos de tuberías.

 

Colocación de los paneles aislantes:

A la hora de climatizar un hogar es importante considerar el nivel de aislamiento. Los paneles de suelo radiante se adaptan a los niveles de exigencia establecidos por las normativas constructivas. 

En este punto, se colocan las placas (paneles aislantes) por las que posteriormente distribuiremos la tubería. Es muy importante que estén bien colocados y que las juntas queden bien cerradas, de esta forma el mortero que añadiremos posteriormente no provocará un puente térmico.

Cabe remarcar que existen diferentes tipos de paneles aislantes con diferentes tipos de grosores. En BAXI disponemos de diferentes tipos de paneles: panel aislante termo fusionado con tetón grande (SR TFG) o pequeño (SR TFP), panel aislante termo conformado (SR TC), panel aislante plano con sistema de auto fijación (SR KL) y panel IROKO para reformas.

 

Colocación de la tubería:

Una vez tenemos los paneles bien colocados, se distribuye toda la tubería sobre las diferentes placas de aislamiento. Dependiendo del panel utilizado, la tubería se coloca entre los tetones para que quede bien encajada. En los paneles sin tetones con el sistema de autofijación el tubo se fija directamente.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es que cada uno de los circuitos se ejecuta con una tubería continua que enlaza en un extremo al colector de “ida” y en el otro extremo al colector de “retorno”.

En una instalación profesional, no debe haber empalmes en la tubería. Lo óptimo es calcular la longitud del circuito antes de colocar la tubería, en el caso de que un circuito quede corto, se debería desmontar entero y colocar de nuevo el tubo con la longitud adecuada.

En BAXI fabricamos tubos para suelo radiante de polietileno reticulado de alta densidad PE-X con barrera de oxígeno.

El tubo PE-X permite distribuir agua caliente tanto para instalaciones de calefacción tradicionales como para instalaciones de calefacción por suelo radiante, lo que lo hace ideal para este tipo de sistemas. Existen tubos de diferentes diámetros y espesores, en BAXI disponemos de los siguientes: 16x1,5 y 16x1,8 en rollos de longitudes de 240 y 500 m. También 20x2 en rollos de longitudes de 240 y 400 m.

 

Llenado de la instalación y prueba de presión:

Antes de verter el mortero, es muy importante comprobar el funcionamiento del sistema, sobre todo, comprobar que no haya fugas. Además, debe monitorizarse la presión y el equilibrado hidráulico para que la temperatura se mantenga constante en las diferentes áreas a calentar.

 

Vertido del mortero y solado:

Una vez comprobado que todo funciona correctamente se procede a verter el mortero, se recomienda un espesor de unos 5 cm. Antes de colocar el acabado del suelo se debe dejar fraguar el mortero durante varios días.

 

Como hemos mencionado en otros artículos, el suelo radiante mejora el clima y el ambiente de una vivienda, ya que no genera corrientes de aire ni polvo. El resultado es un ambiente limpio y saludable, ideal para personas con alergias y problemas respiratorios.

Otro de los puntos a destacar del suelo radiante de BAXI es el control exhaustivo sobre su control y rendimiento, gracias a la regulación BAXI CONNECT. Esta herramienta permite realizar instalaciones de calor y frío, de manera inteligente, con el cambio automático de invierno a verano y con conectividad a tu smartphone.

BAXI ofrece un sistema de suelo radiante con soluciones integrales para cualquier tipo de instalación. Si utilizas la plancha IROKO para reformas, el sistema de emisión frío/calor por suelo radiante incrementa muy poco la altura en el suelo al realizar la instalación. El suelo radiante es una solución versátil que permite ser instalada tanto en obra nueva como en reformas.

Si tienes dudas sobre el suelo radiante, contáctanos, estaremos encantados de poder ayudarte.