Calderas comunitarias: Beneficio energético para tu edificio

Calderas comunitarias cuando cambiarlas

 

Muchos edificios usan una única fuente de calefacción para todas las viviendas, para así hacer un uso eficiente de la energía. Estas son las llamadas calderas comerciales o comunitarias, y al ser de gran potencia, son utilizadas en edificios con grandes superficies calefactables como, por ejemplo: en escuelas, hospitales, hoteles, y por supuesto en edificios de viviendas.

 

En este post te contaremos cómo funciona el sistema de calefacción de las calderas comunitarias, y en qué debes fijarte para hacer la mantenimiento y renovación de ella en tu comunidad de vecinos.

 

¿Cómo funciona una caldera comunitaria en un edificio de viviendas?

Las calderas comunitarias que son instaladas en edificios de viviendas tienen múltiples beneficios para los vecinos, como, por ejemplo, no tener la necesidad de que cada hogar tenga instalada una caldera individual ahorrando gastos de instalación y mantención de los equipos en todas las viviendas. 

 

El sistema de funcionamiento es bastante similar a una caldera individual tradicional que está en un hogar. La gran diferencia entre ambas es que, en vez de tener una sola caldera en cada vivienda, se tiene una gran caldera comunitaria que centraliza la producción de calefacción y agua caliente sanitaria de todo el edifico.

 

Este sistema permite que se compartan los gastos entre los vecinos, en cuanto a la instalación, uso, mantenimiento y limpieza.

 

Uno de los beneficios es que las calderas comunitarias tienen un mayor rendimiento energético, al no tener que apagarse y encenderse continuamente, produciendo una optimización de la producción de calor.

 

¿Cuál es la vida útil de una caldera comunitaria?

La duración de una caldera siempre dependerá del uso que se le haya dado y del mantenimiento durante los años.

 

Para tener como referencia, una caldera comunitaria tiene una vida útil de alrededor de unos 15 o 20 años.

 

Es importante destacar que con el paso de los años se va perdiendo eficiencia, especialmente pasados los 10 años de uso.

 

Además, si no se realiza prácticamente ningún mantenimiento, una caldera puede durar menos de lo previsto, llegando a 9 o 10 años. Por eso, es importante que periódicamente realicen revisiones a la caldera comunitaria que está en el edificio, para así asegurar su correcto funcionamiento y maximizar la eficiencia energética.

 

¿Cuándo se debe renovar una caldera comunitaria?

Es importante realizar el mantenimiento de la caldera de tu comunidad, sin embargo, hay diferentes indicadores que te pueden ayudar para saber en qué momento la debéis cambiar:

  1. Alza en la frecuencia de las reparaciones: si se debe llamar cada vez más a los técnicos para que reparen la caldera o le hagan mantenimiento.
  2. Crecimiento del consumo de la caldera: si se percibe un aumento constante en las facturas del consumo, debéis estar atentos, ya que podría evidenciar que se está perdiendo la eficiencia.
  3. No se alcanza la temperatura deseada: si a pesar de modificar la temperatura del termostato, no se alcanza la temperatura. Se debe poner especial atención, ya que puede evidenciar un problema de rendimiento y aumentar el consumo de gas.

 

Si en tu comunidad de vecinos cuentan con una caldera centralizada de carbón o gasóleo y se están planteando realizar el cambio a una caldera de condensación de gas para ganar en ahorro, fiabilidad y ser más respetuosos con el medio ambiente, te recomendamos que averigües acerca de las subvenciones existentes para cambiar o instalar una caldera en los edificios. Actualmente, los planes de ayuda están disponibles solo en algunas Comunidades Autónomas.

 

En BAXI somos uno de los principales fabricantes de soluciones de climatización y producción de agua caliente sanitaria a nivel nacional y europeo. Ponemos a tu disposición una amplia gama de productos con los que podemos ofrecerte la mejor alternativa para la reforma de cualquier sala de calderas.