Cuándo es el momento ideal para cambiar tu caldera

Cuando es el momento ideal de cambiar tu caldera en el hogar.

 

Para muchos de nosotros es muy difícil detectar cuánto tiempo resiste una caldera.

La vida útil de una caldera de gas es de 10 a 15 años, y la de las calderas de gasóleo está en torno a los 15-20 años.

El ciclo de vida de una caldera dependerá del uso que se le haya dado y el mantenimiento realizado.

 

Síntomas que revelan cuándo renovar tu caldera

Existen diferentes aspectos o indicadores que pueden darnos alguna pista sobre cuándo es el momento en que debemos cambiar nuestra caldera:

  • Aumento de la frecuencia de las reparaciones: Uno de los principales factores que nos muestran que debemos cambiar nuestra caldera, es cuando tenemos que avisar muy a menudo a los técnicos para que reparen nuestra caldera averiada.
  • Incremento de los gastos de mantenimiento: Cuando los cambios de las piezas y componentes de la caldera son constantes.

  • Pérdida de eficiencia e incremento del consumo de combustible: Cuando vemos que nuestra caldera consume más y lo vemos reflejado en nuestras facturas. Otro aspecto para detectar esta pérdida de eficiencia es si detectamos que para llegar a la temperatura de confort tenemos que aumentar la temperatura del termostato a menudo.
  • Pérdida de rendimiento: Si el hogar no alcanza la temperatura que se desea puede ser que la caldera tenga un problema de rendimiento. Las calderas que se fabricaban hace unos años no tienen nada que ver con las que se fabrican actualmente. Actualmente, se están instalando calderas de condensación que incorporan nuevas tecnologías que fácilmente pueden ayudar a ahorrarnos entre un 15% y un 20% del consumo de gas.

 

El cambio de una caldera convencional de gasóleo a una caldera de condensación de gasóleo puede llegar a suponer un ahorro de entre un 10% y un 15%.

Un cambio de caldera puede ser muy beneficioso y ahorrarte muchos quebraderos de cabeza, pero también supone muchos gastos adicionales.

La eficiencia de las calderas que van apareciendo en el mercado es mucho mejor que las de hace años atrás. Con una nueva caldera se puede calentar el hogar más rápido y con un menor consumo de energía.

Si te estás planteando cambiar de caldera y quieres que te asesoremos sobre cuál es la caldera que mejor se adapta a tus necesidades, no dudes en contactarnos.