Principales diferencias entre bomba de calor y aerotermia

Diferencia bomba de calor y aerotermia

 

Las personas a la hora de adquirir o cambiar su equipo de climatización, suelen preguntarse cuáles son las diferencias entre una bomba de calor y la aerotermia. En este artículo te explicaremos las características de cada una y en qué se diferencian, para que así puedas elegir el sistema de climatización que más te acomode.

 

¿Qué es la bomba de calor?

La bomba de calor es un equipo que se basa en la termodinámica. Lo que hace es bombear calor y transportar la energía desde un ambiente a otro en forma de calor.

La energía captada por la bomba de calor es la energía que se utiliza para climatizar la vivienda. En este sentido, este sistema absorbe la energía térmica del aire exterior, incluso en temperaturas frías, y la transfiere al aire interior de la vivienda. La bomba de calor es una alternativa sostenible, es muy eficiente porque tiene la capacidad de absorber la energía de fuentes externas y gratuitas.

Las bombas de calor son versátiles, pueden ser utilizadas tanto para sistemas de aire acondicionado como para aparatos de calefacción.

 

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es una energía renovable que aprovecha la energía térmica existente en el aire y la transfiere hacia el interior de la vivienda para proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, en función de cuáles sean las necesidades de confort de la vivienda.


Diferencia entre una bomba de calor y la aerotermia

Una bomba de calor extrae la energía de la naturaleza: del aire (aerotermia), del agua (hidrotermia) o del suelo (geotermia). La aerotermia, es un tipo de bomba de calor, donde la energía renovable la captamos mediante un intercambiador y un ventilador de ambiente exterior

El sistema de las bombas de calor consiste en un evaporador, un compresor, un condensador y una válvula de expansión. La unidad del exterior de la bomba de calor capta la energía ambiental que pasa por dentro de un circuito de gas refrigerante que absorbe la energía recogida, ya sea del aire, agua o suelo, y se convierte en vapor. A continuación, un compresor comprime el refrigerante gaseoso y, cuando se libera esta energía, transfiere su calor al sistema de calefacción y al depósito de agua caliente sanitaria. Una vez se enfría, el refrigerante vuelve a su estado líquido y se pulveriza a través de una válvula de expansión, potencia el enfriamiento del refrigerante permitiendo volver a absorber el calor del ambiente. Y vuelve a iniciarse el ciclo.

 

teoria de la bomba de calor

 

Si bien existen diferentes tipos de bombas de calor, la filosofía es la misma: captar la energía de un punto y llevarla al interior de la vivienda. Dependiendo de dónde captemos esa energía, como hemos mencionado anteriormente, será aerotermia, geotermia o hidrotermia.

La diferencia que hay entre una bomba de calor y una aerotermia es que la aerotermia es una bomba de calor que captura energía del aire exterior. Por lo mismo, la aerotermia es muy eficiente porque gran parte de la energía que utilizamos en la vivienda procede de una fuente renovable.

En este sentido, la aerotermia es aún más eficiente si es capaz de capturar más energía del aire. Esto se debe a que cuanta más energía seamos capaces de capturar y trasladar al interior de la vivienda, más eficiente será.
 
A la aerotermia como tal, se les llaman a las bombas de calor que capturan energía del aire y luego la trasladan al interior mediante un sistema de agua para calentar radiadores o el suelo radiante.

Por ejemplo, en los países nórdicos, el sistema de la bomba de calor es uno de los más utilizados donde el clima es mucho más frío que en España.

Como se ha podido comprobar, la bomba de calor y la aerotermia no son exactamente lo mismo. Aunque las dos pueden generar tanto frío como calor, la principal diferencia recae en la manera de utilizar la energía. Por lo que es importante que antes de invertir en un sistema u otro, primero debes conocer las necesidades de tu vivienda.