Cómo elegir el aire acondicionado adecuado para tu hogar

Como elegir el aire acondicionado adecuado para tu hogar

 

A partir de abril es cuando empezamos a pensar en adquirir un aire acondicionado para hacer más llevaderas las temperaturas que están por llegar. Es un aparato que se usa intensivamente en verano, aunque se debe tener en cuenta que los aires acondicionados también pueden producir calor, siendo un aliado imprescindible tanto en verano como en invierno.

El mercado del aire acondicionado es muy amplio, encontramos diferentes modelos, formatos y características, por lo que elegir un aire acondicionado puede no ser una tarea fácil. Adquirir un sistema de aire acondicionado es una decisión muy importante por lo que es imprescindible considerar una serie de detalles. Estar en un ambiente confortable lo es todo, por eso a continuación, os dejaremos los aspectos más significativos a la hora de elegir el aire acondicionado adecuado para tu hogar.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un sistema de aire acondicionado?

Antes de elegir el primer sistema de aire acondicionado que puedas encontrar, hay una serie de factores que se deben tener en cuenta. Tenemos que asegurarnos de poder sacar el máximo partido al equipo de aire acondicionado y que éste se adapte a tu hogar.

Tipos de aire acondicionado

Escoger un tipo de aire acondicionado dependerá totalmente de las necesidades de climatización que tengas en tu vivienda.

  • Modelo Split:
    Este modelo de aire acondicionado ofrece un buen rendimiento y la instalación es sencilla. Los Split de aire acondicionado son uno de los sistemas de climatización más extendidos. Este modelo está más pensado para climatizar una sola estancia. El modelo split consta de dos unidades, una que se coloca en el exterior de la vivienda y que solo te permite conectar con la segunda que es la máquina interior.
  • Multisplit:
    Este sistema de climatización es ideal para calentar o refrigerar más de una estancia. Consta de una unidad exterior en la que se le permiten conectar múltiples unidades interiores.
  • Centralizado:
    Otra de las gamas domésticas de aire acondicionado que existen son las de conducto generalizado y se encuentran ocultos en el techo, no alteran la estética y climatizan todo el hogar. Estos sistemas centralizados de aire acondicionado suelen ser más habituales en casas o pisos de obra nueva. Esto se debe normalmente a que es necesario instalar conductos a lo largo de las paredes existentes.

Tipo de Refrigerante:

La tecnología del aire acondicionado necesita de un fluido refrigerante en su interior para que funcione correctamente.

Tanto el gas refrigerante R-32 como el R-410A pertenecen a un grupo de gases llamados hidrofluorocarbonos (HFC) y su impacto en la capa de ozono es 0, por lo que los dos son ecológicos, pero ¿cuál es el más adecuado para tu aire acondicionado?

La introducción del R-32 es una clara respuesta a las medidas que fija la UE para reducir el impacto medioambiental. Y es que este gas usado en la instalación de aire acondicionado presenta varias ventajas respecto al R-410A.

Beneficios del uso del gas refrigerante R-32:

  • Mayor eficiencia energética:
    El gas R-32 vs R-410 permite trabajar con un 20 a 30% menos de carga de refrigerante dada su mayor eficiencia, lo que se traduce en un ahorro en la factura de la luz por parte de los usuarios.
  • Ecológico:
    El R-32 es un refrigerante más ecológico, con un 75% menos de impacto en el calentamiento atmosférico.
  • Económico:
    El impuesto del gas R-32 es un 70% inferior, reduciendo los costes de la recarga de gas durante mantenimientos.

Incorporación de tecnología inverter:

En la actualidad, los aires acondicionados ya funcionan con tecnología inverter, esto quiere decir que son capaces de adaptar y regular la potencia en función de las necesidades. La velocidad del compresor disminuye a medida que se alcanza la temperatura deseada, trabaja en una velocidad más constante, lo que se traduce en una mayor eficiencia energética y un menor consumo.

Potencia para enfriar (frigorías):

Una frigoría es una unidad de energía que se usa para medir la absorción de energía térmica en un recinto. En este caso, es la unidad con la que medimos la capacidad del equipo de aire acondicionado para enfriar la habitación.

Por lo que no es lo mismo enfriar un salón que una habitación, o climatizar una casa de ciudad que una casa que está situada en la montaña.

A continuación, te detallamos cuánta potencia necesitarías según tus necesidades:

Los expertos suelen calcular unas 100 frigorías por metro cuadrado lo que se traduciría en:

En una habitación de 20m2   tendríamos que utilizar un aparato de aire acondicionado de unas 2.000 frigorías (2,5 kW). Si tuviéramos un salón de 30m2 entonces se necesitaría un equipo con unas 3.000 frigorías (3,5 kW). Y para un espacio de unos 40m2 en teoría se necesitaría un sistema de aire acondicionado de 4.000 frigorías (4,5 kW).

En todo caso, esto puede variar en función de diversos parámetros siendo el más importante el de la radiación solar. Lógicamente, una estancia que reciba mayor radiación solar requerirá de una mayor potencia de refirgeración.

Eficiencia Energética:

A la hora de elegir un aire acondicionado es muy importante fijarse en la etiqueta energética y saber interpretarla, aquí es donde se encuentra la información del producto y también nos informa sobre su consumo.

La etiqueta energética nos ayudará a escoger un aire acondicionado que no consuma demasiado y que produzca un mínimo impacto en el medio ambiente.

Esta etiqueta de eficiencia energética siempre deberá estar en una parte bien visible del producto y en cualquier elemento publicitario como, por ejemplo: folletos, exposiciones, página web, catálogos, tarifas, etc.

Las etiquetas energéticas incluyen la siguiente información:

  • Tipo de producto
  • Modelo
  • Clasificación energética
  • Potencia refrigerante
  • SEER (Ratio de eficiencia energética estacional)
  • Nivel sonoro de la unidad exterior e inferior

La clasificación energética de los aires acondicionados se clasifica con letras que van desde A+++ (el más eficiente energéticamente) a D (el menos eficiente energéticamente).

Dentro de la clase A, existen 3 categorías: A+++, A++, A+.

  • Alto nivel de eficiencia: A+++, A++, A+ (de color verde)
  • Consumo moderado: A, B (de color amarillo y naranja)
  • Alto consumo: C, D (naranja oscuro y rojo)

Por ejemplo, un equipo de aire acondicionado de Clase A+++ puede llegar a consumir hasta un 40% menos que uno de Clase A.

Control del aparato a través de Wi-Fi:

Existen algunos aires acondicionados a los que se le pueden incorporar módulos Wi-Fi, por lo que permite programar temperaturas, activar el sistema desde una aplicación móvil y controlar los equipos de aire acondicionado a través de un smartphone. De esta forma se puede ajustar el consumo a las necesidades de cada persona y en cualquier momento, además de reducir el notablemente el gasto energético.

Nivel de ruido

Uno de los factores que tampoco se puede pasar por alto es el ruido que produce el equipo, y es que no todos los aparatos de aire acondicionado son igual de silenciosos. Sobre todo, es importante fijarse en el nivel de ruido de los aparatos destinados a los dormitorios y del salón, dónde pasamos gran parte del tiempo, ya sea a modo de vida familiar y/o social.

También es importante tener en cuenta el ruido que genera el compresor que está instalada en el exterior de la vivienda, ya que si hace ruido puede causar molestias a los vecinos.

Filtros del aire acondicionado

El filtro, aunque a veces no se le preste la atención suficiente, es un componente muy importante para el buen funcionamiento del aire acondicionado, por dos razones: por asegurar que el aparato funcione correctamente y por la salud del usuario (calidad del aire que respiramos). Es importante escoger un aire acondicionado con filtros que mejoren la calidad del aire del ambiente, y son muy recomendables para personas que sufran de alergia y asma.

Para que un equipo de aire acondicionado funcione debidamente, es muy importante realizar periódicamente un mantenimiento regular de los filtros porque si no puede ocasionar problemas de rendimiento, aumentando excesivamente el consumo eléctrico y dañando el sistema.

Si estás pensando elegir un aire acondicionado para tu hogar y tienes alguna duda después de leer este artículo donde te hemos detallado los principales factores a tener en cuenta antes de comprar un aire acondicionado, puedes contactar con uno de nuestros expertos para que pueda asesorarte personalmente.

 

 

En el siguiente vídeo descubrirás en 30 segundos cómo disfrutar mejor del verano. BAXI te explica todo lo que necesitas saber para elegir tu aire acondicionado: ¿Cuánta potencia necesitas? ¿Qué modelo es el más adecuado para tu hogar? ¿Cómo ahorrar hasta un 50% en el consumo?


Conoce ahora la gama BAXI de aire acondicionado

 


ALGUNOS DE NUESTROS MODELOS DE MÁXIMA EFICIENCIA